Más destinos: Nueva York - Londres - Barcelona - Madrid - Italia

Puentes en París

La ciudad de París se disfruta completamente si se visita a pie o en uno de los barcos turísticos que recorren el río Sena. De ambas formas se pueden apreciar los puentes de París. En la ciudad de las luces, estos puentes no solo tienen fines prácticos, sino son motivos de admiración por sus tallados artísticos e historia. Los treinta y siete puentes y pasarelas a lo largo de los trece kilómetros del río Sena en la ciudad adornan el paisaje –de por sí impresionante– para el turista, y saber un poco  de los puentes de París es saber un poco más de esta impresionante ciudad.  A continuación se describen los puentes más importantes:

Pont Neuf (Puente Nuevo)

Pese a su nombre, este es el puente más antiguo de la ciudad. También es el más largo (232 metros). Si bien Enrique III autorizó la construcción de este puente, fue su hijo –Enrique IV– quien colocó la primera piedra de la construcción, el 31 de mayo de 1578 en presencia de su madre, Catalina de Médicis y Luisa de Lorena. La construcción finalizo en 1607, después de varios retrasos debido a las guerras civiles de esos años.

Pont Neuf

Puente Alejandro III

Seguramente, el puente Alejandro III es el puente más vistoso de la ciudad. Fue construído durante la Tercera República Francesa para mejorar la circulación peatonal en París y para la exposición universal en 1900. El Zar Nicolás II de Rusia puso la primera piedra del puente en 1896 y lleva el nombre del Zar Alejandro III de Rusia. El puente es un homenaje a la alianza creada entre ambos países. Está decorado con varias estatuas: “Las Ninfas del Sena” que representan a Francia, “Las Ninfas de Néva” que representan a Rusia, 4 estatuas que representan los diferentes períodos históricos de Francia y 32 candelabros de bronce que iluminan el puente.

Puente de Alejandro III

Pont de l’Alma

Napoleón III ordenó la construcción de este puente en conmemoración de su primera victoria en la batalla del río Alma de 1854. De las cuatro estatuas que adornaban el puente (un zuavo, un ganadero, un artillero y un cazador), solo el Zuavo sigue allí, y sirve para medir las crecidas del río Sena (cuando el agua llega a sus muslos, el Sena deja de ser navegable. En 1910 el agua llegó hasta sus hombros).

Pont de l Alma

Puentes en París | Puentes más importantes que ver

Más sobre Qué ver en París: