Más destinos: Nueva York - Londres - Barcelona - Madrid - Italia

Palacio de Versalles

El Palacio de Versalles es uno de los lugares que el turista no se debe perder al visitar París. El municipio de Versalles se encuentra en las afueras de París, y se puede visitar tomando la línea C de los RER o por tren. El palacio fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO pues forma parte de la historia del país al haber sido la residencia principal de varios reyes de Francia. La propiedad fue comprada por Luis XIII a Jean-François de Gondi (arzobispo de París) el 8 de abril de 1632. El primer palacio se edificó detrás de la estructura actual, y era un poco más pequeño que el palacio actual, sin embargo, Luis XIII añoraba con retirarse allí. Si bien el rey pasaba temporadas allí, nunca pudo mudarse formalmente a su residencia favorita.

Interior del Palacio de Versalles

El nuevo rey, Luis XIV, estaba cansado de la vida agitada de París (la residencia real previa a Versailles era lo que ahora se conoce como el Museo de Louvre), e intentó vivir un tiempo en Vincennes, Saint-Germain-en-Laye y Fontainebleau, pero ninguno de estos lugares le complacían completamente. Al visitar Versailles por primera vez en 1651, decidió que esa sería su vivienda. El rey empezó a remodelar y transformar el palacete de caza favorito de su padre para instalar la Corte y gobernar desde allí a partir de 1682. La transformación de los jardines del palacio inició en 1661, y fue una labor muy dura, pues se sitúan en lo que era un área boscosa y rodeada de pantanos, por lo que necesitaron mucha mano de obra para drenar los pantanos y transportar los árboles y plantas que luego adornarían este famoso jardín. Esta transormación duró cuarenta años.

Después de la Revolución Francesa, el palacio quedó vacío. Napoleón I contempló la idea de vivir en Versailles, pero nunca concretó ese deseo. El palacio se empezó a usar de forma esporádica para festejos o reuniones importantes. Se creó un museo en el palacio en 1837, que lleva el nombre de “Museo de la historia de Francia”, que consiste en una serie de cuadros que describen la historia de Francia.

Jardines de Versalles

 Actualmente, el museo se encuentra en las alas del palacio, y las recámaras reales y espacios de habitación de la realeza fueron reconstruidos tal y como la nobleza los vio. Podemos visitar tanto el Palacio como los Jardines de Versalles, estos últimos tan extensos que seguramente no lleguemos a visitar en todo un día completo. El horario para acceder al Palacio de Versalles es de 9:30 a 17:30, menos en los meses de abril a octubre, donde el horario de cierre se alarga hasta las 18:30.  En el caso del Jardín de Versalles su horario es más amplio, pudiendo acceder a él desde las 8:00 hasta las 18:00  y desde abril hasta octubre cerrará a las 20:30.

El precio para acceder al museo del Palacio de Versalles es de 15 €, aunque con las tarjetas turísticas de París así como los menores de edad y  los turistas que sean de países miembros de la UE de entre 18 y 25 años podrán entrar de forma gratuita.

Palacio de Versalles en París | Historia, precio y horarios del Palacio y Jardín

Más sobre Qué ver en París: