Más destinos: Nueva York - Londres - Barcelona - Madrid - Italia

Jardines de Luxemburgo

El VI Distrito de París alberga al Palacio de Luxemburgo y sus famosos jardines, el Jardín de Luxemburgo. Si bien no es tan grande como solía ser en épocas de María de Médici, cuenta con 25 hectáreas de terreno, perfecto para pasar tardes soleadas descansando o jugando. Es un sitio favorito tanto para los parisinos como para los turistas.

María de Médici encargó la construcción del palacio en 1615, tras la muerte de su esposo, Enrique IV. Deseando retirarse lejos del Louvre (que era la residencia real en aquéllos tiempos), se muda a su nueva propiedad en 1624. No vivió mucho tiempo en el palacio, pues debió exiliarse en 1631. Al morir, dejó la propiedad a su hijo favorito, Gastón de Orleans. El palacio se modificó varias veces, pero los jardines se mantuvieron casi intactos durante mucho tiempo.

Fue hogar de varios miembros de la monarquía francesa hasta la Revolución Francesa, cuando se convirtió en una prisión. Posteriormente, durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes utilizaron el palacio como cuartel, construyendo un búnker en el jardín. Hoy en día, es la sede del Senado y los jardínes están abiertos al público todos los días.

Panorámica de los jardines de luxemburgo en París

Los jardines de Luxemburgo en París tienen un diseño neoclásico y actualmente cuenta con algunas canchas de tenis, de baloncesto y de juego de palma. También se organizan clases de introducción a la apicultura y horticultura. Al diseñar el jardín junto al paisajista Jacques Boyceau, María de Médici había expresado su deseo de tener varias fuentes y estanques, pero solo se construyó una: la actual fuente de María Médici, que es el único monumento que aún queda del jardín inicial.

La fuente jamás llegó a cumplir esa función, sin embargo, se le agregó un estanque en 1862, y es una de las partes más bellas de los jardines de esta residencia real, pese a que se encuentra en un rincón poco visible. El palacio y sus jardines llevan el nombre del duque  François du Luxembourg, quien era dueño de la propiedad antes de que María de Médici la reconsruyera a su gusto y la hiciera lo que es el día de hoy: un bello lugar de descanso para la ciudad.

Jardines de Luxemburgo en París | Historia sobre este jardín

Más sobre Qué ver en París: