Más destinos: Nueva York - Londres - Barcelona - Madrid - Italia

Basílica de Saint-Denis

Para quienes disponen de tiempo extra para visitar lugares más lejanos, la Basílica de Saint-Denis es un monumento magnífico con gran importancia histórica. Fue la primera iglesia en construirse con estilo gótico. En el año 630, se enterró a San Dionisio (primer obispo de París) en el mausoleo que se había construido donde hoy se encuentra el altar mayor de la basílica, que –inicialmente- era una pequeña iglesia que Santa Genoveva había mandado a construir en el siglo V. Sin embargo, en la primera mitad del siglo XII se derribó la estructura antigua y se construyó la iglesia gótica. A partir de ese momento, la iglesia adquirió más importancia y se convirtió en una iglesia visitada por los reyes de Francia y una necrópolis de la familia real.

Interior de la Basílica de Saint-Denis

El primer rey en ser enterrado en la basílica fue Dagoberto I (603-639), rey de los francos y el monarca más respetado de su tiempo que también fundó la abadía de Saint-Denis. Hay otros 37 reyes inhumados en Saint-Denis, algunos de los reyes más famosos son Luis VIII el León (1187-1226), Felipe IV ‘El Hermoso’ (1268 – 1314), Carlos V ‘El Sabio’ (1338 – 80). Algunas de las reinas son Blanca de Castilla (1188-1252), Catalina de Médicis (1519-1589), Ana de Austria (1601-1666) y María Antonieta (1755-1793).  En total, hay 20 reinas y 28 personajes importantes de Francia enterrados en la basílica. También hay otros hijos y nietos de la realeza.

Durante la Revolución Francesa se produjo la profanación de las tumbas de la realeza en Saint-Denis, a modo de celebración por la toma de las Tullerías. Después de la profanación, los restos de los cuerpos se depositaron en una fosa común, por lo que muchos de los restos ya no pudieron ser identificados, pero los cuerpos en estado de putrefacción y algunos reducidos a polvo lograron ser rescatados y fueron puestos de regreso en Saint-Denis en 1817, bajo las órdenes de Luis XVIII.

Podemos entrar libremente a visitarla cada día de 10:00 a 18:15, excepto los domingos que se celebra la misa y por tanto sus puertas se abren una vez termine, a las 12:00.

esculturas de Saint-Denis

Basílica de Saint-Denis en París

Más sobre Qué ver en París: